¿Por qué el capitalismo consciente es el modelo del futuro?

Maria Lopez Fontanals    (Posted: Agosto 6, 2018)
https://www.linkedin.com/in/marialopezfontanals/

“Conscious Capitalism is not about being virtuous or doing well by doing good. It is a way of thinking about business that is more conscious of its higher purpose, its impacts on the world, and the relationships it has with its various constituencies and stakeholders. It reflects a deeper consciousness about why businesses exist and how they can create more value” -John Mackey

El estudio realizado por Nielsen en 2015, el Global Corporate Sustainability Report, mostró que el 66 % de los consumidores están dispuestos a gastar más productos de aquellas marcas responsables y sostenibles.

La demanda por parte de los consumidores de mayor implicación social de las empresas es un dato que pone de relieve la importancia de que los negocios incorporen la responsabilidad y mayor número de políticas conscientes en su empresa si quieren mantenerse competitivos.

Durante años, la percepción y el rol de las empresas en la sociedad  ha estado distorsionado, y la confianza de los consumidores en los grandes negocios ha ido disminuyendo. Sin embargo, apostando por nuevos modelos de hacer negocios que permitan a las compañías mostrar el valor que realmente pueden aportar a la sociedad es crucial.

As the panel shows, the correlation between the consumer confidence and stocks is very high.

Abrazando transparencia, honestidad y prácticas éticas, las empresas no solo serán más atractivas para los consumidores. También mejoraran la implicación, rendimiento y productividad de sus empleados.

El Capitalismo Consciente, un nuevo y  alentador movimiento global, cofundado por John Mackey y Raj Sisodia, pretende motivar a los líderes y negocios a repensar su propósito y reconocer su enorme papel en el mercado global.

Están convencidos de que el capitalismo en un poderoso sistema generador de valor que puede beneficiar a todas las partes implicadas y construir un mundo mejor.

Dirigiendo una compañía con propósito significa clientes, empleados, líderes y resto de partes implicadas más implicadas y comprometidas.

Como reza su credo, “business is good because it creates value, it is ethical because it is based on voluntary exchange, it is noble because it can elevate our existence, and it is heroic because it lifts people out of poverty and creates prosperity”.

Asistimos a la última Conferencia Europea sobre Capitalismo Consciente que tuvo lugar en Barcelona el pasado 9 de julio y en este post queremos compartir con vosotros las principales ideas que Raj Sisodia transmitió en su conferencia inaugural para reforzar la idea de por qué las empresas apuestan cada día más  por modelos de capitalismo consciente.

Raj Sisodia during the Conscious Capitalism European Conference 2018 in Barcelona.

 

Los beneficios que aprendimos de hacer negocios de un modo más consciente

Como Sisodia destacó, “la disminución de la confianza de los consumidores en los grandes negocios ha generado distorsión y desencanto”.

En la actualidad, el 88% de los Americanos sienten que trabajan para compañías que no se preocupan por su bienestar como persona, y el 20% de los ataques al corazón ocurren los lunes por la mañana.

El comportamiento del consumidor está cambiando y cada vez más la sociedad está demandando que las empresas se comprometan con la sociedad y retornen a ésta una contribución real y positiva.

Para Sisodia, “los beneficios de las empresas son esenciales, algo inherente en el hecho de hacer negocio, pero éstos no son el propósito. Los humanos necesitan ser cuidados y que el mundo de la empresa deje de lado la terminología agresiva”.

Como promulgaba Daila Lama, destacó Sisodia, “el propósito es para ayudar a otros, así que como mínimo no debería dañar nunca”.

Misión elevada, un liderazgo consciente, la inclusión e integración de todos los grupos de interés y el desarrollo de una cultura corporativa positiva son los pilares básicos del capitalismo consciente.

En primer lugar, la misión elevada es central en un negocio consciente, porque todo negocio debería buscar un propósito más allá de hacer dinero, aunque todos los pilares están interconectados y se refuerzan mutuamente.

“Los beneficios son básicos para la sociedad, pero lo que importan es cómo se consiguen. No deberían ser un fin en sí mismo sino una herramienta de las empresas para alcanzar su misión última.”

En segundo lugar, las empresas conscientes deben centrarse en crear valor para todas los grupos de interés. Tal y como entendió  Herb Kelleher “el negocio de los negocios son las personas”.

“Un empleado motivado trata bien al consumidor. Un consumidor feliz volverá porque se interesará por el producto o negocio, algo que beneficia a todas las partes. Así es como realmente funciona”, reconoció a principios del pasado siglo el fundador de Southwest Airlines. Algo que todavía es totalmente cierto.

Con un modelo “win-win-win”, las empresas, el consumidor y aquellos que lo necesitan obtienen beneficios.

Creando valor más allá de los beneficios para todas los grupos de interés, los negocios pueden mejorar su productividad, rendimiento y crecen.

Al mismo tiempo, tal y como Sisodia comentó durante su conferencia, las empresas con un acercamiento consciente “se basan en un propósito superior para mejorar su impacto positivo en el mundo”.

En este sentido, las empresas no pueden ignorar el contexto en el que operan. Deben tener presente y preocuparse por asuntos tan cruciales como los recursos limitados del planeta. Es obvio que deben formar parte de la solución.

En tercer lugar, el rol de los líderes consciente, que se centran en facilitar la colaboración es calve. Los líderes deben entender la interconexión entre las grupos implicados como parte del sistema, y trabajar para crear escenarios en los que todas las partes salgan ganando.

Deben inspirar y predicar con el ejemplo, facilitar y dirigir una cultura de empresa. Se trata del último pilar del capitalismo consciente.

Así, y en cuarto lugar, una compañía cuyo funcionamiento está basado en una fuerte cultura de valores y dirección es crucial para su crecimiento a largo plazo.

La cultura es aquello que conecta empleados con líderes, y al mismo tiempo a la compañía con los consumidores y la sociedad.

“Los competidores pueden copiar tus productos o tu imagen comercial, o tu estrategia de marketing, pero nunca pueden replicar la cultura de tu empresa. La ventaja competitiva más sostenible que tiene una empresa es una cultura profunda, rica, poderosa e impulsada por los valores.”

Es cierto. Muchas personas creen que las palabras capitalismo y consciente no pueden estar en la misma frase.

Dado lo novedoso de este movimiento, es obvio que se trata de una apuesta en proceso de desarrollo.

Está claro, sin embargo, que los consumidores están pidiendo transparencia desde el momento en el que muestran mayor y un creciente interés por las empresas éticas.

Los trabajadores y empleados están pidiendo también prácticas y medidas que les permitan equilibrar su vida profesional con la familiar.

El planeta tierra precisa de firmas preocupadas por el medio ambiente si queremos construir entre todos un lugar mejor.

Entonces, probablemente, o al menos eso esperamos, la demanda de negocios conscientes crece y va a continuar haciéndolo. Así que si diriges una empresa, piensa que se trata de una oportunidad.

Piensa un momento en tu negocio, ¿crees que éste está aportando consciencia y mejorando la sociedad?

 

No Comments

Post A Comment