5 soluciones eficientes cuando tu equipo no llega a sus objetivos

Maria Lopez Fontanals    (Posted: Noviembre 30, 2018)
https://www.linkedin.com/in/marialopezfontanals/

Definir y alcanzar objetivos en un negocio es probablemente una de las tareas más difíciles con las que tendrás que lidiar como líder o jefe de una empresa.

Los objetivos marcan las prioridades de tu equipo, ayudan a que los resultados de la empresa sean medibles, y sirven como guía para el crecimiento de tu negocio.

Pero, ¿qué ocurre si no somos capaces de alcanzarlos en el período de tiempo establecido?

Tranquilo, no estás solo. No llegar a los objetivos es una problemática común en muchos equipos, sobre todo a finales de trimestre, final de año o de “sprint” en el caso de las empresas más tecnológicas.

Establecer objetivos medibles y que se cumplan en un período de tiempo determinado a veces no es fácil. Te compartimos 5 soluciones eficientes para poner en práctica cuando tu equipo no llega a sus objetivos.

 

1) Utiliza metodologías ágiles

La transformación digital ha permitido la aparición de nuevas formas de gestión de proyectos más ágiles que ayudan a las empresas a responder en tiempo récord a las demandas del mercado y las exigencias de los clientes.

Las llamadas metodologías ágiles, que tienen como objetivo la entrega y valoración constante de resultados, permiten a los equipos responder con mayor rapidez al feedback obtenido y evaluar de manera continuada los avances del desarrollo del proyecto a través de, entre otras estrategias, reuniones regulares.

El funcionamiento de los procesos ágiles, que se basa en fraccionar un proyecto en pequeñas partes que nos permita trabajar con objetivos a corto plazo y proyectos más pequeños, precisa a su vez de la colaboración continuada entre los miembros del equipo, dirección y los clientes. Una forma de trabajar que permite tomar decisiones de manera más eficiente, y además ir reajustando los objetivos, si es necesario.

Existen numerosos ejemplos de metodologías ágiles que puedes utilizar para el desarrollo y gestión de tu negocio. El método Kanban, por ejemplo, que está diseñado para ayudar a los equipos a trabajar de manera conjunta y más eficiente, consiste en distribuir y hacer seguimiento del trabajo a través de tableros. Utilizando aplicaciones basadas en este método, como el archiconocido Trello, puedes crear “tableros” o “boards” para realizar el seguimiento del progreso del trabajo de una manera muy visual semana a semana, o por proyectos.

En la primera columna incluye las tareas de la semana ordenadas por urgencia y prioridad. En la segunda, las tareas en proceso. En la tercera introduce las tareas pendientes de revisión. Y por último, en la cuarta columna, aquellas finalizadas.

E intenta siempre que cada uno de los tableros sea lo más sencillo posible para facilitar las cosas y visualizar de manera más clara los objetivos o tareas.

 

2) Keep it simple… and motivated

La multitarea nunca ha sido amiga de la eficiencia. Ayuda a tu equipo de desarrollo de producto o proyectos, buscando mecanismos o estrategias que simplifiquen las entregas. De esta manera será más sencillo tener claro los objetivos marcados y conseguirlos.

De hecho, ya sabes lo que dicen, si lo que quieres es resolver cómo conseguir llegar de un punto A al B, quizás en una primera entrega no tienes que construir un coche, con un patinete es más que suficiente.

A nivel comercial o de negocio, define la estrategia más adecuada para lograr la cifra de objetivos más realista. Quizás tengas que depositar tus esfuerzos en conseguir un cliente que te facture 10, y no 10 clientes que facturen 1, por ejemplo.

Asegúrate también de mantener al equipo motivado. Analiza si es que hay algún problema de motivación entre los miembros de tu equipo y pon solución. Con el uso de herramientas ágiles como las que mencionábamos en el punto anterior podrás detectarlo y actuar en consecuencia.  

En ocasiones puedes valorar el hecho de involucrar a los empleados para que colaboren a la hora de marcar los objetivos (evaluándolos, aprobándolos, o modificándolos si es necesario). Es mucho más motivante.

 

3) Busca colaboración de otros departamentos

La comunicación interna es clave para lograr los objetivos de negocio, mejora la productividad y la eficiencia. Y por supuesto, ayuda a la hora de encontrar colaboraciones para la consecución de objetivos en el desarrollo de un producto, servicio o proyecto.

No subestimes el poder de pedir ayuda a los que tienes más cerca. A veces, tener una buena comunicación interna que nos permita solicitar ayuda a líderes de otro equipo o departamento, puede solucionarnos más de un problema. Para esto es necesario ser claro y conciso compartiendo la realidad de tu equipo en espacios formales de intercambio de información. Si en tu empresa sientes que no cuentas con estos espacios, no dudes en promoverlos, pues pueden ser muy interesantes no sólo para la colaboración interdepartamental sino porque en general, la información compartida es poder.

Recuerda: no tengas miedo a pedir ayuda, la solución puede estar más cerca de lo que imaginas.

 

4) Incorpora a un experto o perfil senior orientado a objetivos

¿Nunca te has planteado la incorporación en el equipo de un experto que trabaje por proyecto, horas u objetivos que específicamente te ayude a lograr tus metas?

Contar con un perfil senior orientado a conseguir los objetivos que te has marcado, que se incorpore y comience a ser productivo de forma muy rápida y que pueda trabajar con flexibilidad puede ser crucial en esos momentos en los que tu equipo no llega a tiempo.

Sin embargo, contratar a la persona más adecuada, y más cuando se necesita incorporar en muy poco tiempo, no es tarea fácil, ¿verdad?

Súmale que probablemente se trate de un perfil muy demandado y difícil de encontrar. Bien porque se trate de un perfil experto especializado, bien porque se trate de un perfil muy buscado como los perfiles tech y digitales.

Si tienes que hacerlo en un tiempo récord, lo más sensato sea contar con una empresa externa que te ayude con el reclutamiento y no te haga perder tiempo que no dispones para encontrarlo.

Con soluciones como Wisar, puedes contratar de manera rápida, reduciendo costes y sin largos procesos de selección para tu empresa, y contar con talento flexible cuando tu negocio más lo necesite. Y solo por el tiempo que lo necesites.

 

5) Si aún con todo no se llega… Reajusta tus objetivos 

Si el problema persiste y los objetivos nunca llegan a buen término, es momento de reajustarlos.

Los objetivos que te marques deben ser ambiciosos pero también realistas. Quizás marcaste (o te vinieron marcados) objetivos imposibles de alcanzar con el equipo o tiempo disponible, en ese caso, redefine o argumenta (a ti mismo o a quién sea la persona responsable) la realidad en la que te encuentras y las razones por las que en esta ocasión no es posible llegar a los objetivos.

De hecho, la próxima vez que tengas que plantear o aceptar objetivos, asegúrate de que éstos sean inteligentes. Las 5 características que debe tener una meta inteligente, que responde a las siglas del acrónimo en inglés S.M.A.R.T., son las siguientes:

– Specific (específico, simple, sencillo): ¿Qué quieres conseguir con este objetivo? ¿Quién está involucrado? ¿Dónde? y ¿Cómo?
– Measurable (medible, significativo, motivador): ¿Cómo voy a medirlo? Este punto es importante para poder medir los resultados y mantener la motivación.
– Attainable (alcanzable, acordado): ¿Es realista el objetivo? ¿Cuento con los recursos para conseguirlo?
– Relevant (relevante y basado en recursos): ¿por qué es relevante para tu empresa? ¿es el momento ahora para llevarlo a cabo?
– Timely (a tiempo): ¿cuándo se tiene que conseguir este objetivo?

Si te aseguras de que tus objetivos han sido marcados de manera inteligente, no deberías temer al hecho de replantearlos. Es mucho mejor que vivir con la sensación continua de que nunca llegas.

 

En un mercado tan cambiante como en el que nos movemos, trabajar con parámetros más flexibles y ágiles te pueden ayudar a alcanzar los objetivos de tu equipo o negocio con menos quebraderos de cabeza.

A veces, simplificando los procesos y estableciendo estrategias que motiven a tu equipo puede conseguir un cambio sustancial en los resultados.

En ocasiones, es necesario replantearse los objetivos y asegurarse de que éstos han sido establecidos de manera inteligente.

Es posible que sea mucho más fácil de lo que ahora crees, y simplemente necesites contratar expertos senior con empresas como Wisar, que se incorporen en tu equipo en modalidad flexible y en momentos concretos.

Podría ser que valorando estos consejos, la próxima vez, alcances los objetivos. Al menos, lo habremos intentado 😉

No Comments

Post A Comment